Nuevas baterías y calendario de la Fórmula E 2018-19

Cuando todavía no ha finalizado el campeonato del mundo de la Fórmula E 2017-18, ya conocemos dónde se correrá la próxima temporada.

El actual campeonato de monoplazas eléctricos de 2017-18 (equivalente a la popular Fórmula 1) está a punto de acabar y es liderado por el piloto francés Jean-Eric Vergne y su equipo Techeetah. Terminará en Julio y volverá a dar comienzo en su edición de 2018-19 en Diciembre de este año en Arabia Saudí con novedades en el área de las baterías.

El nuevo calendario es todavía provisional ya que varios de los circuitos tienen pendiente su homologación, aprobación final por parte de la ciudad y algunas fechas la concreción del lugar (*), por lo que sufrirá por tanto alguna modificación. El calendario presentado y previsto para 2018-19 es el siguiente:
1. Ad Diriyah*, Arabia Saudí, 15 de diciembre de 2018
2. Marrakesh, Marruecos, 12 de enero de 2019
3. Lugar por confirmar*, 26 de enero de 2019
4. Ciudad de México, 16 de febrero de 2019
5. Hong Kong, 10 de marzo de 2019
6. Por confirmar*, China, 23 de marzo de 2019
7. Roma, 13 de abril de 2019
8. París, 27 de abril de 2019
9. Mónaco*, 11 de mayo de 2019
10. Berlín, 25 de mayo de 2019
11. Zúrich*, 9 de junio de 2019
12. Nueva York, 13 de julio de 2019
13. Nueva York, 14 de julio de 2019

En cuanto a las baterías, la Fórmula E a día de hoy tiene un único proveedor, Williams Advanced Engineering. Y para la temporada 2018-19 será sustituido por McLaren Applied Technologies, con lo cual se mantendrá el uso de una batería de especificación única construida por un solo fabricante para todos los coches de Fórmula uno eléctrica.

Inicialmente esta competición nació con la idea de que a lo largo de sus primeras cinco temporadas fuera finalmente cada equipo, quienes produjeran sus propias baterías. Sin embargo, tras el acuerdo de FIA Formula E con McLaren A.T., en los coches de segunda generación se continuará con un proveedor único y el comienzo del uso de una batería propia se retrasa como muy pronto en torno al 2021-22. Según las declaraciones de Alejandro Agag, CEO de la Fórmula E, esta situación podría mantenerse incluso para la tercera generación de coches, ya que se muestra partidario de seguir con la batería estándar para el tercer ciclo, con lo cual estaríamos situando el inicio del libre desarrollo de baterías por parte de los equipos entorno al 2025.

Los argumentos para no dar el paso de la batería estándar hacia una batería propia desarrollada por cada equipo son varios. Por un lado, daría lugar un aumento de su presupuesto, ya que es costosa su homologación al requerirse realizar pruebas de choque, lo que unido a una posible guerra podría llegar incluso a la duplicación de éstos. Igualmente podría provocar un distanciamiento competitivo entre equipos ya que hay marcas como Jaguar o Audi que serían muy competitivos en el desarrollo de sus baterías mientras que otros equipos no podrían estar a su altura. Con lo cual se daría la situación que ha ocurrido en la Fórmula 1 en los últimos años, donde Red Bull y Mercedes-Benz han dominado la competición sin apenas dificultad, dándose un espectáculo muy limitado ya que había mucha diferencia dentro de la parrilla. En la Fórmula E interesa que siga existiendo igualdad y posibilidades de victoria muy abiertas en la parrilla, ya que da un mayor espectáculo e interés a las carreras, y todo ello con equipos que pueden ser competitivos con presupuestos ajustados y no desorbitados.

Como alternativa, cabe la posibilidad de que el número de proveedores se amplíe a dos o tres, sin que los equipos produzcan ellos mismos las baterías.

Las nuevas baterías que llevarán los monoplazas de la edición 2018-19 permiten dejar atrás el tradicional cambio de coche a mitad de carrera que se hacía en las en temporadas anteriores. Éstas, suministradas ahora por McLaren A.T., duplican la capacidad del modelo que Williams A.E. suministra en la actualidad, alcanzando los 54 kWh. Lo que permitirá completar la distancia de un ePrix en un sólo coche. Además, la potencia de los nuevos coches de segunda generación de Fórmula E aumentará de 170kW a 200 kW en carrera y de los 200 kW a los 250 kW en clasificación.
Durante esta 5ª temporada 2018-19, los pilotos tendrán que administrar la capacidad de su batería para que llegar al final ya que las carreras de durarán 45 minutos más una vuelta, en lugar de un número predeterminado de vueltas.

Baterias Sevilla

Añade tu información biográfica para que aparezca aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.